EU La llegada del verano y la vacaciones suponen un reto para las personas con enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. La mayoría de los pacientes se plantean si podrán viajar con su patología o si pueden hacerlo con su medicación habitual.

Para reducir esta preocupación la Confederación ACCU España, en colaboración con AbbVie, ofrece una serie de pautas para planificar de manera más eficiente los viajes con el objetivo de minimizar el impacto de estos sobre la enfermedad.

Recomendaciones generales:

Antes del viaje

Informar al especialista sobre el viaje que se va a realizar y llevar un informe médico actualizado, donde aparezca la enfermedad que se padece, el tratamiento actual, el teléfono y el email del hospital. (Modelo de informe médico)
Llevar la cartilla de vacunación al día (si fuera necesaria por el destino elegido) o la Tarjeta Sanitaria Europea
Hacer una previsión y llevar más medicación, por si surge algún imprevisto, en el equipaje de mano.
Durante la estancia

Tomar agua embotellada (para beber y lavarse los dientes), tomar alimentos bien cocinados, evitar la comida de puestos callejeros, el hielo y los helados, pelar la fruta y extremar las medidas higiénicas-dietéticas.
Llevar en la maleta suero oral para evitar la deshidratación en caso de diarrea del viajero o gastroenteritis.
Utilizar un factor de protección solar muy alto, especialmente si se toman inmunosupresores, corticoides o fármacos biológicos.
Al regresar

Visitar al médico para pasar una revisión o hacerse unas analíticas.